El día que el cielo se caiga – Megan Maxwell

El dia que el cielo se caiga - Megan Maxwell
 

Capitulo 1

Las discotecas no son lo mío, pero se empeñaron en venir y no pude negarme.
Hablar con él era fácil, especialmente porque, además de ser un chico muy atractivo con unos preciosos ojos marrones, era también educado. En ningún momento
intentó propasarse con ella, cosa que no podía decirse de otros que lo acompañaban.
Cuando la música cambió y bajaron la intensidad de las luces, Alba se movió nerviosa. La mirada de aquel muchacho la intimidaba pero, al mismo tiempo, le gustaba.
—¿Bailamos? —le preguntó él entonces.
Sin poder negarse, más que nada porque no le apetecía hacerlo, aceptó la mano que él le tendía y ambos salieron a la pista. Allí, Víctor la agarró por la cintura, la
acercó a él y comenzó a moverse al compás de la íntima canción Endless Love,[3] de Lionel Richie y Diana Ross.
Nerviosa, Alba se dejó llevar por la melodía, el momento y la compañía y, tras varios segundos en silencio, cuando miró a los ojos del muchacho, éste le dijo:
—Tranquila. No tiene por qué pasar nada que no quieras.
Oír eso le gustó y la calmó. Ella no era chica de enrollarse con cualquiera como hacía Nacho, al que le daba igual que fuera rubia o morena. Que ella besara a un chico
era algo excepcional, algo muy meditado, pero en esta ocasión, y sin saber por qué, acercó los labios a los de él y, sin pensárselo dos veces, lo besó.
Sorprendido, él aceptó el beso. Le apetecía tanto como a ella y, ocultos por la oscuridad del momento, se besaron mientras bailaban sin perder el compás.
Disfrutando de lo que ella misma había comenzado, Alba sentía cómo su corazón latía con fuerza. Era la primera vez que se lanzaba a hacer una locura así. Por
norma, siempre eran ellos quienes empezaban y, cuando el beso acabó y ambos se miraron, roja como un tomate, oyó que él decía:
—Besas muy bien, ojazos.
Alba sonrió.
Aquel chico. Aquel momento. Su tono de voz. Su mirada. Todo ello unido era perfecto. Un instante realmente perfecto y, con el vello de punta, murmuró: ¿Qué buscas de mí?
—Seguro que no me vas a creer, pero…
No pudo decir más. Él acercó su boca a la de ella y la besó de nuevo. Alba lo aceptó excitada. Le gustaba cómo besaba. Le agradaba ser besada por él, y se dejó
llevar. ¿Por qué no?
Tras aquella canción comenzó a sonar Woman,[4] de John Lennon. En silencio continuaron bailando, mientras, sin necesidad de decir nada, sus bocas volvían una y
otra vez a encontrarse.
Cuando el tema acabó y empezaron a sonar los Bee Gees, Nacho, que había observado la escena y estaba tan sorprendido como la propia Alba, se acercó a ellos y,
tras darle con el dedo a Víctor unos toques en el hombro, le soltó:
—¿Puedo bailar con mi hermana?
Sin ganas de separarse de ella, pero consciente de que no podía negarse, Víctor asintió. La dejó en los brazos de aquél y se alejó. Nacho abrazó entonces a Alba
reprimiendo una sonrisa.


INFORMACIÓN:

  • Título: El día que el cielo se caiga
    Autores: Megan Maxwell
    Orden de autor: Maxwell, Megan
  • Publicado: dic 2015
  • Tamaño: 2.03MB
    Idiomas: Español
  • Nº de páginas:6543
  • Idioma: Español
    Formato :
    pdf, epub, mobi, fb2, doc, txt,  torrent
  • OS: iOs, Android, Windows

[collapse]


Leer en online
[collapse]


Mira El Vídeo Para Enseñarte como bajarlo!!

descargar libros gratis

[collapse]


Enlaces:

 

2 Comments

  1. Hola, estoy intentando bajarme este libro pero ninguno de los enlaces funciona. Me dice que archivo o carpeta eliminado. Como puedo conseguir bajarlo?? Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *